¡Lanzamos el proyecto “Ciencia y Tecnología contra el Hambre” en Chubut junto con el INTA Esquel!

A mediados de 2021 ganamos la convocatoria del Ministerio de Ciencia y Tecnología: “Ciencia y Tecnología contra el Hambre”, cuyo objetivo es impulsar y fortalecer la integración del conocimiento y de los desarrollos tecnológicos y sociales vinculados a soluciones para el acceso a la alimentación y al agua segura.

Nuestro proyecto consiste en la realización de 8 instalaciones de horticultura abastecidas con energía eólica para pequeños productores de la estepa patagónica de Chubut. El cual representará un impacto para las familias, ya que se trata de instalaciones de dimensiones económicamente rentables, e implicará, también, el fortalecimiento del equipo técnico energético de Cholila y la creación de un equipo técnico productivo en Esquel, que trabajará en conjunto con el INTA para hacer el acompañamiento de los productores.

El sistema de bombeo de agua con energía eólica que estamos incorporando, posibilita el manejo eficiente orientado a la producción hortícola sostenible, generando un ahorro del 45% de cantidad de agua utilizada en comparación con el riego por inundación utilizado -el agua es un recurso escaso en la región-, además de la incorporación de energías limpias, sin las cuales el proyecto productivo sería inviable por los altos costos en el uso de combustible para la generación energética que implicaría.

El proyecto, además, permitirá la devolución del capital invertido por parte de los productores a lo largo de entre 4 y 6 años, para la constitución de un fondo rotatorio que permita alcanzar a otros productores de la zona. Asimismo, los productores aportarán un pequeño monto para el mantenimiento de los equipos instalados, algo clave para la sostenibilidad de los sistemas de electrificación rural descentralizada.

El jueves 21 de octubre se realizó la primera acción del proyecto con una convocatoria abierta a productores jóvenes, realizada en la localidad de Gualjaina, en la Estepa de Chubut. El evento generó gran interés, y se acercaron más de 40 personas que pudieron conocer, no sólo la idea a futuro, sino la experiencia de primera mano de dos productoras (Marcela Peña y Jésica López) que participaron en las primeras instalaciones de este tipo en la zona.

La presentación se hizo en conjunto con el INTA, contando con la presencia del Ingeniero Agrónomo Eduardo Miserendino, especialista en horticultura y quien impulsa fuertemente este proyecto dentro de la institución; Luciana Proietti, cofundadora y presidente de 500 RPM, y miembros del flamante equipo técnico de Esquel, Camila Antimán y Guillermo Freeman. Se contó también con la presencia del intendente de Gualjaina, Marcelo Limarieri, quien dirigió unas palabras en apoyo al proyecto que busca la diversificación productiva de la región, y del secretario de producción local, Alexis Cretton. Al finalizar, se realizó una visita a las instalaciones realizadas en el campo de la familia Peña, que se sitúa en las afueras de Gualjaina, de la que participaron unos 20 productores y donde se mostró y explicó el funcionamiento de los equipos instalados (aerogenerador, bomba de agua, tanques de almacenamiento, sistema de riego por goteo y plantación).

El proyecto continúa con la selección de los beneficiarios, para lo cual se constituyó un comité de selección integrado por INTA, 500RPM, la Municipalidad de Gualjaina y CORFO (un organismo provincial), todos actores con conocimiento del terreno y de los productores de la zona. Y durante estas primeras semanas de noviembre ya comenzaron las visitas a los campos de los interesados que mejor calificaron y se constituirá un listado con los 8 productores que ingresan, quedando otros en lista de espera. 

El proyecto tiene proyecciones de seguir creciendo en la zona y busca la creación de una actividad productiva nueva impulsada por la energía eólica, el recurso que más abunda.

Reunión de equipo antes del evento. De izquierda a derecha: Guillermo Freeman, Luciana Proietti, Eduardo Miserendino y Camila Antiman.